Patrick Ewing asume el cargo de entrenador de Georgetown

Patrick Ewing vuelve a casa. El legendario pívot de origen jamaicano ya es el nuevo entrenador de la Universidad de Georgetown. “Los cuatro años que allí pasé fueron de lo mejor de mi vida. Para mí Georgetown es mi hogar. Es un gran honor regresar allí para servir como su próximo entrenador jefe, una tarea para la que llevo preparándome durante muchos años”, ha comentado. Pat sucederá en el banquillo de los Hoyas al hijo del que fuera su entrenador durante su etapa como jugador, John Thompson. Además, se convertirá en el segundo hall of famer por su carrera en la NBA que dirige a un equipo en la NCAA actual (Chris Mullin es el otro).

Patrick Ewing: Carrera

Ewing, número 1 del draft de 1985, se retiró en 2002 tras una exitosa carrera en la NBA a la que no pudo añadir la guinda del anillo. Cayó en las dos Finales que disputó con unos Knicks en los que está considerado como un ídolo absoluto. Meses después inició una etapa como entrenador que le ha hecho ser asistente de cuatro franquicias distintas —la última, los Hornets— en los últimos 15 años. Su nombre sonó en distintas ocasiones para llegar a convertirse en entrenador jefe, pero esa oportunidad que tanto ansiaba nunca llegó. Su altura (213 centímetros) jugó en su contra. “Cuando me convertí en entrenador ayudante nunca quise que se me considerase como un técnico específico para los hombres grandes. Puedo entrenar a cualquiera. He jugado y llevo entrenando tanto tiempo que puedo enseñar a todo el mundo a tener éxito”, explicaba a ‘Sporting News’ hace justo un año.

Harto de esperar, ha optado por aceptar la oferta de Georgetown. Un movimiento que pone el foco de inmediato en unos Hoyas que no han pisado el March Madness en las dos últimas temporadas. Qué mejor manera que tratar de reconducir el rumbo con una de sus leyendas al mando. A nadie se le escapa que los mejores años de Georgetown llegaron con Ewing como referente en el parqué. Durante sus cuatro años (1981-85) esta universidad alcanzó la final hasta en tres ocasiones. Fue en 1984 cuando se alzaron con el único título de su historia, siendo Ewing nombrado mejor jugador de aquella Final Four.

Dos años antes, durante su curso freshman (novato), Ewing condujo junto a Sleepy Floyd al partido por el título a los Hoyas. Tras lograr 8 puntos y 10 rebotes en la semifinal ante Louisville, el 29 de marzo de 1982 el Superdome de Nueva Orleans acogió el primero de sus múltiples duelos con Jordan. En aquella final, Pat contabilizó 23 tantos y 11 rechaces, pero su brillante actuación no obtuvo la recompensa en forma de título. Georgetown cayó por un ajustadísimo 62-63 por culpa de una canasta de Michael Jordan a 15 segundos para la conclusión. Los Hoyas no pudieron siquiera lanza a canasta en la posesión final: Fred Brown se equivocó y le entregó el balón a James Worthy. Ahora que se cumplen 35 años de tan icónico partido, los Tar Heels vuelven a reinar en la NCAA y Ewing acaba de regresar al lugar dónde todo empezó.

Fuente: as.com

Leave a Comment